Mediación familiar voluntaria

¿Qué es?

Mediación voluntaria

La mediación voluntaria o facultativa es aquella en que las partes pueden acudir a un mediador/a para intentar poner término a un conflicto familiar mediante un proceso de mediación libremente y sin la sugerencia de un juez ni la imposición de la ley. Algunos ejemplos de Mediación voluntaria son:

  • Aspectos educativos en la crianza de los hijos e hijas.
  • Visitas (para el padre o madre que no vive con sus hijos)
  • Pensión de alimentos para los hijos/as.
  • Compensación económica.
  • Pensión compensatoria para el conyugue que la solicita
  • Materias vinculadas al régimen de bienes del matrimonio.
  • Asuntos relacionados con la patria potestad.
  • Autorización para salir del país.
  • Declaración de Bien(es) Familiar(es).
  • Separación Judicial de Bienes.

 ¿Cuáles situaciones no se pueden mediar?

Hay una serie de materias que la ley excluye expresamente de la posibilidad de ser mediadas y, por tanto, necesariamente deben ser conocidos y fallados por un juez. Dichas materias son las siguientes:

  • Estado civil (salvo hipótesis de la Ley de Matrimonio Civil).
  • Declaración de interdicción.
  • Maltrato de niños, niñas o adolescentes.
  • Adopción.
  • Violencia Intrafamiliar (salvo la hipótesis del inciso final del artículo 106).

¿En qué momento se realiza la mediación?

o Antes de interponer una acción judicial las partes pueden presentar ante el juez de familia para su aprobación, el acuerdo que hayan alcanzado extrajudicialmente.

o Al comparecer al Tribunal a interponer la acción judicial un funcionario del juzgado informará a las partes sobre la posibilidad de mediar. Si las partes están de acuerdo, se inicia la mediación y se deja pendiente la interposición de la demanda. Si se trata de una de las materias de mediación previa, las partes serán derivadas a ella.

o Durante el juicio. Una causa puede derivarse a mediación hasta cinco días antes de la audiencia de juicio y se suspende el juicio mientras dure la mediación.

¿Cuánto dura el proceso de mediación?

Puede durar un máximo de 60 días desde la primera sesión de mediación y se podrá ampliar hasta por 60 días más, siempre que las partes estén de acuerdo.

¿Cómo elijo al mediador?

Mediación previa u obligatoria: A falta de acuerdo de las partes, será designado por el juez de familia, de la nómina de mediadores contratados por el Ministerio de Justicia para estos efectos.

En todo caso, las partes siempre podrán elegir, a su costa, un mediador privado del Registro de Mediadores que lleva el Ministerio de Justicia.

¿Cómo termina la mediación?

Si la mediación termina en acuerdo, el mediador elabora un acta que debe ser leída y firmada por los participantes. El mediador debe entregar una copia a cada parte y remitirla al tribunal para su aprobación.Si no hay acuerdo el mediador debe elaborar un acta de término señalando por qué no se llegó a acuerdo, la que debe, en lo posible ser firmada por los participantes, debiendo el mediador entregar copia de ella y remitirla al tribunal.

¿Cuánto cuesta el proceso de mediación?

En el Centro Imagínate el valor de esta prestación es de 40.000

¿Necesitas una hora para mediación?